dimarts, 12 de juny de 2018

Santa Pola retomará a finales de año las excavaciones del Portus Ilicitanus y se consolidarán los restos de la Casa Romana

 

Retroceder siglos en el tiempo desde el móvil y la tablet para conocer al detalle y sobre el terreno cómo vivían las familias de renombre en el siglo cuarto antes de Cristo. El Ayuntamiento de Santa Pola se ha propuesto que no pase de este año cuando se empiecen a poner en valor como paquete turístico los restos arqueológicos excavados del Portus Ilicitanus y la Casa Romana, en el parque de El Palmeral. El ejecutivo local tiene entre manos un proyecto para reactivar las excavaciones en estos dos emplazamientos y consolidar los restos ya estudiados en la década de los ochenta y principios de los noventa. El plan irá acompañado de la tecnología más puntera de realidad aumentada, desarrollada por el departamento de Arqueología de la Universidad de Alicante (UA), que permitirá que el visitante se adentre desde el móvil o la tablet y comprenda los modos de vida de la época con una reconstrucción en 3D de los restos arqueológicos que se le muestran.

Según las estimaciones municipales, el plan empezaría a desarrollarse en octubre de este año cuando se aprueben los presupuestos municipales, con un plazo de ejecución de seis meses que finalizaría el 30 de abril y una inversión de 300.000 euros, donde la mitad podría ser asumible por los fondos europeos Feder, a los que el consistorio de la villa marinera recurrió en diciembre del pasado año. Si se deniegan estas ayudas, el proyecto se desarrollaría en dos fases asumidas por el Ayuntamiento.

En la casa Romana se acometerían pequeñas actuaciones para consolidar los restos y hacerlos más accesibles al visitante con una pasarela interior y un discurso museográfico, hoy inexistente. Asimismo, este sería el enclave donde arrancaría el proyecto de realidad aumentada. Por el momento se tienen los planos de lo que entre el siglo cuarto y quinto fuese una vivienda de alta alcurnia de planta central cuadrada entorno a un patio con habitaciones.

Desde el grupo Patrimonio Virtual del departamento de Arqueología de la UA han recopilado los umbrales de entrada de la vivienda y a partir de ahora empezarán a levantar en tres dimensiones todas las imágenes que se han tomado mediante fotogrametría digital, aunque tienen que estudiar algunas partes como una fuente que fue destruida en el entorno. El acceso al programa será sencillo y el usuario solo tendrá que descargar una aplicación desde su aparato electrónico, donde abrirá los ficheros tridimensionales cuando pasen por los marcadores instalados en el yacimiento.

En cuanto al Portus Ilicitanus, tiene que recuperarse la documentación de las primeras excavaciones y se reanudarán, porque sólo hay una tercera parte del solar estudiada. Esta parte de la villa suburbana con viviendas y almacenes portuarios se pondrá en valor con pasarelas que mejoren la accesibilidad y un vallado no tan agresivo, porque «tiene una apariencia terrible, está como abandonado y no se entiende nada porque hay unas fases de muros, tiene que ser comprensible para los propios vecinos y el turismo», señala Jaime Molina, director de las excavaciones y profesor de Arqueología en la UA.

Fuente: DiarioInformacion

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada