dimarts, 2 de juny de 2015

Xàtiva. La ruta de los Borja

La ciudad de Xàtiva presume de ser la cuna de dos personajes universales de la familia Borja, Alfonso de Borja, papa Calixto III que nació en la Torre de Canals, lugar perteneciente al término setabense y Rodrigo de Borja , papa Alejandro VI, nacido en una casa del hoy conjunto histórico artístico de Xàtiva.
Esta poderosa familia, llegó a Xàtiva acompañando al Rey Jaime I en la conquista cristiana del Reino de Valencia, desde la villa del mismo nombre  situada en el camino entre Aragón y Navarra, en el entorno del parque natural de la Dehesa del Moncayo.
Existen todavía numerosos lugares que conservan la huella de los Borja en el valioso centro histórico y monumental de Xàtiva y se puede realizar una interesante ruta temática para conocerlos. 
El itinerario comenzaría donde estuvo la antigua puerta de la muralla que daba al convento de los franciscanos. En la iglesia gótica del convento, declarada monumento histórico artístico nacional, tenía la familia Borja su capilla funeraria. Seguiremos por la calle de Montcada, llena de palacios y casonas nobles, una de ellas fue residencia de Pere Lluís Galcerá Borja, hermano de San Francisco de Borja. Al final de la calle llegaremos al Real Monasterio de Santa Clara (1325), declarado Bien de Interés Cultural y del que fue abadesa Beatriz de Borja.
Siguiendo hacia el este de la ciudad antigua, en dirección al barrio de San Pedro, se alcanza la plaza de Aldomar, antiguamente llamada de Los Borja, donde se levanta la casa natalicia de Alejandro VI. Muy cerca se encuentra la iglesia gótica de San Pedro, con criptas, artesonado policromado mudéjar, pinturas murales medievales y retablos góticos de entre los siglos XV y XVI.
Y tomando ya la calle Corretegeria, dejando atrás el Hospital Mayor (ss. XV y XVI. Monumento Nacional), entre algunos palacios, nos acercaremos al Museo de Bellas Artes con doble sede en el antiguo Almudín renacentista y la barroca Casa de la Ensenyança para ver restos de la antigua capilla Borja de la que fuera Colegiata gótica de la ciudad en tiempos de su esplendor borgiano.Por callejuelas de trazado árabe que bajan desde la falda del Castillo, volveremos nuestros pasos hacia la imponenteColegiata de Santa María, La Seu, monumento nacional, pasando por un retablo de cerámica valenciana del siglo XVIII con la imagen de los papas Borja y otros personajes ilustres de la ciudad, a los pies del campanario de 69 metros, uno de los más altos de la Comunitat Valenciana y con impresionantes vistas. El Museo de la Colegiata guarda bulas y valiosos tesoros artísticos de los Borja. Junto a la Colegiata, en la portada del Palacio del Arcediano se conservan los escudos originales de los Borja como obispos de Valencia.
GASTRONOMIA
La gastronomía de Xàtiva es rica, variada y tradicional, basada en la dieta mediterránea, con abundancia de verduras y frutas de la huerta, así como la gran variedad de arroces, siendo el arròs al fornel más popular. En cuanto a la repostería destacan el arnadí (de calabaza o boniato), típico de Semana Santa y la almoixàvena, elaborada por tradición los jueves en los hornos de la ciudad. Otro dulce: les taronges de Xàtiva, también de origen árabe, que fue descrito por primera vez por un gran maestro cocinero llamado Robert de Nola en el siglo XV, hace pocos años que ha sido recuperado en algunos restaurantes de la ciudad.
Fuente: Cadenaser

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada