dilluns, 25 de juny de 2012

Skorzeny, el archivo secreto del nazi que liberó a Mussolini



Estupefacto, Luis M. Pardo abría el baúl con los recuerdos de Otto Skorzeny, el archivo de uno de los más célebres nazis de la historia, el hombre que rescató a Mussolini, e iba descubriendo por qué su padre temía por su vida. Encontraba condecoraciones y cartas oficiales. Pasaportes con distintos nombres y el mismo personaje en las fotografías. Según su partida de nacimiento, el nombre completo del coronel nazi era Otto Johann Bapt Anton Skorzeny. Pero no era su única identidad. Fue también Rolf Steinbauer, Hanna Eff Khoury, Frey Hans Rudolf, Hans R. Frey… Franco le proporcionó documentación con esas falsas identidades. Y Francia, Alemania, Palestina, Paraguay…
Pasaporte expedido en 1951 en España a nombre de Skorzeny.
Iba limpiándoles el polvo y tratando de entender lo que tenía frente a sí:2.500 documentos confidenciales. Una de las más extensas herencias de documentación nazi jamás encontrada hasta el momento. Es para ti. Haz lo que creas más conveniente. Te lo dono, así los recibió Luis M. Pardo, de su padre. Su progenitor fue amigo íntimo de Ilse Lüthje, la mujer, ya fallecida, de Skorzeny. Pardo se encerró en su vivienda madrileña durante un año y medio. Desentrañando el rostro desconocido de Caracortada. Su otra faz.
El 7 de julio de 1975, cuando Skorzeny murió en la cama del hospital Francisco Franco, lo había perdido todo, hasta su fantástico porte de gigante de 1,90 m. Ilse, su esposa, la condesa von Finkenstein, le acompañaba. A ella le había encargado que, en sus últimos años de vida, desentrañara los misterios de su archivo y que preservara su legado. Pero ella no pudo soportar la tristeza de su ausencia y lo guardó todo en el enorme baúl. Casi tres décadas después, la condesa moriría entre la soledad y la pobreza en un centro geriátrico en Tres Cantos, Madrid. Solo la familia de Luis M. Pardo fue a su funeral.
El padre de Luis, a quien Ilse le entregó el archivo Skorzeny, nunca se atrevió a abrir el baúl. Temía que llegaran nazis o los peligrosos socios de Caracortada y lo mataran. Los 2.500 documentos contenían planes de guerra, de negocios, fotos inéditas, cuentas bancarias, datos sobre los orígenes de su fortuna… 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada