dimarts, 26 d’abril de 2011

Hallado un broche de cinturón de bronce de la época visigoda en la Vega Baja de Toledo


El equipo de arqueólogos que trabaja en las excavaciones de la Vega Baja de Toledo ha hallado un broche de cinturón fabricado en bronce y en perfecto estado de conservación en la última campaña de excavaciones realizadas en la zona.
Los arqueólogos, gracias al buen estado en que está conservado el broche, han datado la pieza a finales del siglo VII o principios del VIII, ha informado la empresa pública 'Toletum Visigodo' en nota de prensa.
A parte de la belleza del broche, el valor histórico del hallazgo confirma los estudios que sobre este tipo de adornos han realizado los historiadores de la época visigoda.
La placa encontrada tiene 11 centímetros de largo y 4 de ancho, y cuenta con lóbulo arriñonado en el extremo posterior, ornamentación vegetal y simulación de cabezas de aves en compartimentos ordenados. En el reverso tiene siete apéndices o remaches perforados para la sujeción del cinturón y en el extremo dos engarces donde se introduce la charnela que sujetaba la hebilla.
Según el equipo de arqueólogos, este tipo de placas eran fabricadas mediante fundición sobre molde de arena prensada y, una vez frías, se retocaban a mano con limas o troqueles para eliminar las imperfecciones, para después agujerear los apéndices y grabar a buril la decoración.
Aunque las primeras placas de este estilo llegaron importadas de otros puntos del Mediterráneo bizantino, ya en el siglo VII se contaba con talleres autóctonos que las fabricaban imitando los modelos que llegaban de fuera. Aunque la mayoría de estos talleres se encontraran situados en la costa, los historiadores no descartan que, dada la condición de Toledo como capital del reino visigodo, existieran fundiciones para abastecer de este tipo de objetos a la monarquía y aristocracias civil y eclesiástica de la época.

Fuente: 20minutos

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada