dimecres, 5 de gener de 2011

La “Torre del Viento”, una innovadora forma de generación de energía eólica

Daniel Civantos.

Hace unos días la NASA anunciaba que estaba financiando varios estudios para conseguir energía eólica de los vientos a grandes alturas, mediante el desarrollo de cometas-turbina ancladas a tierra que pudieran elevarse por lo menos hasta los 2.000 metros, allí donde Eolo sopla con mayor fuerza.
Parece ser que el futuro de la energía verde flota bien alto. Pero quizá no haya que elevarse tanto, simplemente los 50 metros que tiene la “Torre del Viento”, un innovador diseño de un sistema eólico de generación de energía que es capaz de aprovechar el viento en cualquier dirección; y a cualquier velocidad y altura. El principio es muy simple y radica en cambiar el enfoque a un aerogenerador a nivel del suelo.
Esta torre hexagonal es obra de la compañía japonesa Zena System y puede capturar el viento por cualquiera de sus seis caras, cuya superficie se compone de puertas que se abren sólo hacia el interior. Una vez capturado, el viento se comprime en 3 zonas y acelera su velocidad como si estuviera en un túnel del viento, discurriendo hacia la salida inferior, que está equipada con un sistema de turbina a presión que convierte esta gran masa de aire acelerado en una energía eólica enorme.
Sería como simular un “efecto de tornado” para que se pudiera maximizar la generación de energía en su vórtice.
Zena System tiene previsto probar su sistema a tamaño natural y lleva desde 2009 gestionando la construcción de una torre de 50 metros de altura y 27 metros de diámetro en una parcela de 13.000 m2 en el departamento de Saga (Isla de Kyushu). La potencia de la instalación será de 5 MW y se integraría en un complejo formado por la propia central eléctrica, una planta desalinizadora de agua de mar y un complejo turístico-residencial, todo alimentado por la energía que captaría la torre a partir de vientos de 3 m/s.
La Torre del Viento es un diseño totalmente innovador en los sistema de generación eólica, que da un vuelco a la teoría aerodinámica convencional, condicionada por el valor del Límite de Betz, por el que una turbina eólica de eje horizontal puede convertir en energía mecánica como máximo teórico un 59,26 % de la energía cinética del viento que incide sobre ella.
Actualmente, los aerogeneradores convencionales aprovechan entre un 20 y un 40% de la potencia eólica disponible. Pero esta suerte de túnel del viento vertical, afirman desde Zena System, podría multiplicar por 2,5 el rendimiento de las turbinas. Al estar bajo tierra, las palas de estas turbinas también estarían sometidas a menor estrés mecánico por el balanceo constante y serían más fáciles de reparar disminuyendo los costes de mantenimiento a la mitad.
Y no supondrían daños para las aves o murciélagos que habitualmente chocan contra los aerogeneradores verticales, lo cual también es de agradecer.

2 comentaris:

  1. Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  2. Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina