dilluns, 11 d’octubre de 2010

Anna Frank, desde el pupitre de al lado


Seis de sus compañeros de clase rinden homenaje a la niña hebrea con un libro que estos días se presenta en la Feria.

RAMIRO VILLAPADIERNA.

De los 21 compañeros de clase de Anna Frank, sólo 11 sobrevivieron al exterminio de los judíos de Europa; seis de ellos aún pueden contarlo y han aceptado rememorar a la niña hebrea que escribió un famoso diario antes de acabar ella misma en el campo nazi de Bergen-Belsen.

La iniciativa ha sido de Theo Coster, uno de los alumnos del Liceo Hebreo de Amsterdam, que a los 80 años y tras una larga vida en Tel Aviv como diseñador de juguetes, ha decidido recoger los testimonios directos posibles entre los remanentes condiscípulos, localizados en el propio Israel, Brasil y Países Bajos y todos ellos igualmente octogenarios.
«Todos conocieron a Anna Frank y la recordaban bien», asegura el agente literario, que cierra en estos días acuerdos de edición en Francia, Reino Unido, Portugal e Italia, pero no aparece por el momento un contrato en castellano. «Es un libro muy simple y dotado de una gran dignidad», revela Robert Walsh, «está recabando un gran interés» y la suma en juego «es importante».
En el libro, los antiguos colegiales relatan su vida previa y la clandestinidad, así como su deportación final a los campos de concentración. No aportan sin embargo rasgos nuevos a la propia vida de Anna Frank, reconoce el agente. Sobre el relato, el propio Coster, ha rodado ya un documental que se encuentra a la venta en Holanda.
En 2009 se produjo ya un encuentro de los condiscípulos de Frank, a la que pudieron asistir entonces todavía 15 de ellos, en una cita de homenaje convocada por la televisión holandesa. El «Diario» de Anna Frank ha llegado a ser una de las obras más emblemáticas sobre el holocausto.
La niña, escondida durante años, con su familia y cuatro vecinos, en un desván de Amsterdam, resultaron denunciados y finalmente arrestados el 4 de julio de 1944. Anna Frank falleció de tifus en el campo escasos días antes de la liberación, pero sus papeles fueron descubiertos por el amigo de la familia Miep Gies, que los dio a conocer al mundo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada